La edad para realizar una blefaroplastia

En el artículo de hoy vamos a analizar la edad para aquellas personas que se estén planteando realizarse una blefaroplastia.

La edad para realizar una blefaroplastia

La blefaroplastia y la edad

Una de las dudas más frecuentes que se consultan a la hora de analizar la viabilidad de realizar una blefaroplastia es si somos demasiado jóvenes o demasiado mayores para llevarla a cabo.

Por ello, en esta ocasión vamos a valorar algunos aspectos importantes para poder llegar a una conclusión y decidir si es viable realizar una blefaroplastia en función de nuestra edad.

¿Soy demasiado joven para una blefaroplastia?

En primer lugar, es posible que algunos de nuestros lectores más jóvenes estén planteándose llevar a cabo una blefaroplastia.

En primer lugar, hemos de tener en cuenta que el factor principal que nos lleva a la realización de una blefaroplastia es el tiempo. Con el paso del tiempo vamos acumulando grasa, nuestra piel pierde elasticidad, etc. Por ello, la blefaroplastia en personas muy jóvenes no suele ser habitual.

También hay que analizar otro factor, y es que si nos realizamos una blefaroplastia, con el tiempo, las deformaciones que queremos corregir volverán a aparecer. No olvidemos que los años siguen pasando, por lo que es posible que en el futuro tengamos que volver a someternos a esta intervención quirúrgica de nuevo.

No obstante, cada persona es un mundo, por lo que es posible que tanto los factores genéticos como a la anatomía de cada persona nos lleven a considerar una blefaroplastia en edad temprana.

A la hora de la práctica, lo cierto es que antes de los 35 años es muy raro que un paciente precise o sea recomendable la realización de una blefaroplastia, en primer lugar porque es raro el caso en el que existe una caída de los párpados a edades tan tempranas, y después porque con el paso del tiempo todo irá volviendo a “su sitio” de forma inevitable. Por ello, si nuestro párpado no cae demasiado, siempre será recomendable esperar unos años más.

Pese a ello, incluso se dan casos de blefaroplastia realizada sobre pacientes menores de 25 años.

¿Soy demasiado mayor para una blefaroplastia?

En el extremo opuesto tenemos a los pacientes de edades más avanzadas que se plantean la realización de una blefaroplastia.

En este sentido, el único límite que podríamos encontrar es la existencia de alguna enfermedad que no nos permitiese entrar a quirófano. En caso de que no exista, no deberemos preocuparnos.

No obstante, y en todo caso, lo primordial es consultar nuestro caso particular con el profesional que va a realizar la intervención.