Proteger los ojos del sol

Es muy importante proteger los ojos del sol por distintas razones. Para ello, contamos con algunos sistemas muy eficientes y comprobados. A continuación vamos a conocer algunos de ellos.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las razones para proteger los ojos del sol

La exposición de los ojos al sol puede suponer importantes peligros, por lo que debemos tener siempre en cuenta protegernos adecuadamente.

Aparte de las lesiones oculares que se pueden producir, hay que tener muy presente que la piel que rodea nuestros ojos es muy sensible especialmente debido a que es la más fina de todo nuestro cuerpo. Esto hace que se vea afectada antes que otras zonas.

Uno de los efectos negativos más destacables es la aparición de arrugas. No obstante, no podemos dejar de lado que también fomenta las bolsas y ojeras así como lo que se conoce como patas de gallo.

El mayor problema de todo esto es que no suele tener un efecto inmediato, es decir, el exponer la piel de nuestros párpados a los rayos del sol en exceso no implica que al momento observaremos los efectos secundarios. De hecho, lo más habitual es que no se hagan patentes ni tan siquiera a corto plazo, sino que serán visibles a medio o largo plazo. Entre ellos, la aparición de arrugas es uno de los que más preocupan.

Esto significa que pueden pasar años en los que no prestemos atención a este aspecto mientras que la imperfección se está produciendo.

Cómo proteger los ojos del sol

Por ello, debemos proceder a proteger nuestros ojos del sol. Uno de los sistemas más eficientes es hacer uso de las gafas negras, especialmente durante los meses de verano, ya que es cuando la radiación solar es mucho mayor.

No obstante, también es muy importante tener en cuenta que no servirá cualquier tipo de gafas. A la hora de elegir unas gafas protectoras adecuadas, deberemos consultarlo con nuestro oculista y adquirirlas en centros especializados como ópticas, ya que unas malas gafas pueden inclusive agravar el problema.

Otro protector interesante puede ser el uso de viseras además de cremas protectoras adecuadas.

En definitiva, hemos de tener muy en cuenta que proteger nuestros ojos es esencial no ya sólo para evitar imperfecciones estéticas sino también para poder garantizarnos una mirada perfecta y ayudar de esta forma a que nuestra visión sea óptima durante muchos años.